En caso de incendio un sistema de alumbrado de emergencia resulta imprescindible para disponer de medios que faciliten la evacuación de los ocupantes del edificio de forma segura y ordenada. Las llamas, el humo y la falta de iluminación, pueden desorientar enormemente a la gente y agravar las situaciones de pánico y confusión que se producen durante una emergencia, por lo que un sistema de alumbrado de emergencia es fundamental.
Alumbrado de emergencia

Para evitar esto, deben adoptarse una serie de medidas preventivas como la  adecuada señalización de los recorridos de evacuación y medios de protección contra incendios disponible, incluyendo un sistema de alumbrado autónomo que mantenga la visibilidad en caso de fallo del suministro eléctrico.

Identificamos las necesidades específicas de cada instalación. Nuestro personal cualificado elaborará una propuesta que garantice que sus instalaciones, no solo cumplen con la normativa vigente, sino que además son las más adecuadas a sus necesidades y presupuesto.

El objetivo es la identificación y señalización de todos los medios de protección contra incendios, así como de los recorridos de evacuación en caso de emergencia. El alumbrado de emergencia debe garantizar el mantenimiento de unas mínimas condiciones de iluminación durante un tiempo, para que, en caso de fallo del alumbrado normal, se pueda realizar la evacuación de las personas de forma segura.

 

Para garantizar el correcto funcionamiento de la instalación, se requiere realizar un mantenimiento preventivo adecuado, conforme a las especificaciones del fabricante de los equipos. Nuestros técnicos de mantenimiento revisarán la instalación y subsanarán cualquier deficiencia en la misma.