La Protección Pasiva Contra Incendios, como por ejemplo la pintura intumescente, engloba todos los materiales y procedimientos de aplicación que conforman una instalación contra incendios, con el objetivo de prevenir la aparición de un incendio, impedir y/o retrasar su propagación y facilitar su extinción.
pintura intumescente

Las principales ventajas de la Protección Pasiva contra Incendios (PPCI) son su integración en el proceso de construcción, no lleva elementos móviles, ni va conectada a ningún tipo de instalación, es independiente y no tiene riesgo de mal funcionamiento y tiene un mantenimiento mínimo.

Mediante la Protección Pasiva contra Incendios, puertas contra incendios, pintura intumescente, lana de roca como aislante en las paredes, etc., se aporta seguridad a las personas y a los bienes, asegurando así el contenido y el continente de cualquier edificio.