Sistemas de control y detección de monóxido de carbono

El objetivo de los sistemas de control y detección de monóxido de carbono (CO) es asegurar que se dan unas condiciones mínimas de salubridad del aire en lo referente a la cantidad de CO del aire. Este tipo de sistemas de control y detección de monóxido de carbono suelen estar presentes en garajes y túneles, puesto que las principales fuentes de generación de CO son los motores de gasolina y diésel de los vehículos.

Funcionamiento

Los sistemas de control y  detección de monóxido de carbono utilizan unos detectores que miden la concentración de CO. El aparato transmite una señal a una central conectada a un sistema de ventilación. Si la concentración de CO supera las 50 ppm en algún punto, se activará el sistema de ventilación. El sistema se puede regular para que los ventiladores se activen con concentraciones más bajas si fuera necesario.

Normativa

La normativa española establece que se debe instalar un detector de CO al menos cada 200 m2. La instalación de estos sistemas debe realizarse en paredes o columnas a una altura entre 1,5 y 2 metros como máximo.

Además, la normativa recomienda la realización de una revisión anual de los sistemas por parte de una empresa autoriza y la sustitución de los aparatos cada 5 años.

Revisión anual recomendada de los sistemas de control y detección de monóxido de carbono

Como ya hemos visto, la revisión anual de los sistemas de detección de monóxido de carbono no es obligatorio. Sin embargo, es muy recomendable para garantizar el correcto funcionamiento del sistema. No hay que olvidar que el monóxido de carbono es tóxico y puede producir problemas de salud que pueden ser graves si se inhala en altas concentraciones.  De ahí la importancia de comprobar que el sistema de control y detección de CO funcione correctamente.

La revisión anual de los sistemas de detección y control de monóxido de carbono debería comprobar los siguientes parámetros;

  • Verificar de los mandos de la Central de detección y alarma de CO.
  • Comprobación del funcionamiento del módulo común de información general.
  • Comprobación del correcto funcionamiento de los módulos y salidas individuales de zona.
  • Verificación de la adecuación al tipo de riesgo que se protege.
  • Comprobación de la fuente de alimentación.
  • Verificación de los detectores: filtros y sensores electroquímicos.
  • Revisión de la vida útil de los componentes y realización de un informe que enumere los componentes que deben ser sustituidos por caducidad o mal estado.
  • Auditoría de la situación real y emisión de informe detallando la fecha.
  • Revisión de los motores y ventiladores de extracción incluyendo las correas de motor, cuadro de mandos y maniobra.

Grupo Prointex ofrece este servicio de revisión anual de sistemas de detección y control de monóxido de carbono.  Nuestros expertos realizarán una auditoría de la situación real y emitirán el informe correspondiente. Nuestros especialistas realizan una completa revisión de los equipos para garantizar el funcionamiento óptimo del sistema. Contacte con nosotros para más información.

2018-10-25T09:44:41+00:00