En nuestra larga trayectoria como profesionales del mantenimiento de sistemas contra incendios hemos constatado que muchos de nuestros clientes afirman que no saben si serían capaces de actuar adecuadamente en el caso de una situación de emergencia. Precisamente cuando ocurre un siniestro de estas características es fundamental saber qué medidas hay que tomar, ya que garantiza la seguridad y reduce los daños ocasionados.

Un simulacro de incendio consiste en realizar una imitación de una posible situación de emergencia que requiera la evacuación del personal que se encuentre en las instalaciones, con el objetivo de verificar las condiciones de seguridad del centro e informar y preparar a los trabajadores sobre cómo actuar en el caso de que se tratara de una situación real. Por lo tanto, cada simulacro será diferente en función de la superficie y la distribución del espacio, el número de trabajadores, etc.

Las grandes empresas y los centros públicos de Madrid suelen realizar simulacro de incendio una vez al año. Afortunadamente, son cada vez más los negocios que se unen a esta práctica. Estas son algunas de las numerosas ventajas que tiene realizarlo.

  1. Realizar periódicamente un simulacro de incendio ayuda a recordar e interiorizar las normas básicas para salvaguardar la seguridad: hacer una salida coordinada, forma de utilización de los extintores para combatir el fuego e incluso técnicas básicas de primeros auxilios son conocimientos que nos ayudarán a estar más preparados en caso de emergencia real.
  2. Hacer un simulacro permite revisar la eficiencia del protocolo a seguir en situación de incendio y, en su caso, corregir los posibles errores (rutas de evacuación despejadas, puertas de emergencia accesibles…); así como mejorar los tiempos de evacuación.
  3. Fomenta la cultura de la protección civil y, en el caso de los centros de enseñanza, realizar este tipo de simulacros contribuye a inculcar a los más pequeños cómo actuar en caso de incendio, algo que también puede ser de utilidad ante una emergencia en el ámbito familiar.

Al finalizar el simulacro de incendio, el técnico de prevención de riesgos laborales redactará un informe en el que recoja todos los datos (acciones, tiempos de evacuación, etc.), así como cualquier incidencia que se haya producido, con el fin de supervisar y garantizar la seguridad del edificio.

En Grupo Prointex somos expertos en sistemas contra incendios, detectores, alarmas y elementos de señalización para que en caso de producirse un incendio, la evacuación sea lo más rápida posible.

Contacte con nosotros y nuestros expertos analizarán su caso para ofrecerle soluciones adecuadas a sus necesidades.  Estamos en la Calle Orión, nº 5, en el Polígono Industrial  «Las Cubiertas» de Griñón, Madrid