Revisión obligatoria cada 5 años

La norma  “UNE 23120 Revisión de la norma UNE: Mantenimiento de Extintores de Incendios” de 2009 establece que es obligatorio realizar una revisión trimestral y una revisión anual de los extintores, así como una revisión obligatoria cada 5 cinco años. Esta revisión debe ser realizada por una empresa mantenedora registrada según los requisitos establecidos en la citada normativa.

Retimbrado: Prueba de presión de los extintores

Durante la vida útil de un extintor, este debe ser sometido a una prueba de presión (prueba hidrostática) o retimbrado cada 5, 10 y 15 años (a contar desde la fecha de la primera prueba, es decir, la fecha de fabricación del extintor). Como a los 20 años acaba la vida útil de los extintores no sería necesario realizar más que tres procesos de revisión obligatoria cada 5 años. Esta prueba debe ser realizada por personal autorizado.

El objetivo del retimbrado de los extintores sometidos a presiones internas es evitar que sucedan fallos inesperados, como corrosión interna debido a humedad no detectada, corrosión externa por humedad atmosférica o vapores corrosivos o daños causados por manipulación descuidada. El retimbrado de los extintores también permitirá evitar fallos que puedan derivarse de presurizaciones repetidas, por montaje impreciso de las válvulas o de los discos de seguridad o por su exposición a temperaturas elevadas.

Además de la revisión obligatoria cada 5 años, también deben realizarse dichas pruebas inmediatamente después de que se detecten fallos mecánicos o de corrosión del cuerpo del extintor.

Cómo se hace la prueba de presión

La técnica recomendada para la prueba de presión obligatoria a la que los extintores deben ser sometidos al menos una vez cada cinco años es el método por expansión volumétrica de envoltura de agua. En ningún caso debe emplearse aire o gas para la prueba de presión, ya que, si el cilindro se encuentra en mal estado, existe el riesgo de una rotura violenta.

La presión aplicada dependerá del tipo de extintor.  Cada tipo de extintor tiene su presión de timbre dependiendo del fabricante, de modo que cada uno tendrá que ser retimbrado de acuerdo con esa presión.

En cualquier caso, todos los extintores que no superen la prueba de presión deben inutilizarse y darse de baja, de modo no pueden ser sometidos a mantenimiento ni ponerse en uso. Tampoco pueden seguir en uso los extintores una vez se hayan superado los 5 años desde la cuarta prueba de presión realizada sobre el aparato.

Identificación de retimbrado e informe de la prueba de presión

La entidad mantenedora registrada debe identificar cada extintor que haya superado la prueba de presión, mediante un sistema indeleble. La información correspondiente a los datos de realización de la prueba de presión debe anotarse en un registro previsto al efecto.

Por otra parte, la empresa mantenedora registrada debe notificar por escrito al usuario de los extintores que no hayan superado la prueba de presión y, por lo tanto, que hayan quedado fuera de uso, indicando que deben darse de baja y reemplazarse por otros adecuados.

Si quiere que una empresa empresa certificada  realice la revisión obligatoria cada 5 años de sus extintores, no dude en contactar con Grupo Prointex.

 

2018-10-25T09:44:41+00:00