Protección estructural para hormigón

Diferentes estructuras en la construcción de un edificio requieren distintos métodos y soluciones de protección pasiva para evitar o retrasar la propagación de un incendio. Saber cómo reaccionan las diferentes estructuras ante el fuego es clave para determinar las medidas de protección pasiva que se pueden tomar. En esta ocasión hablaremos de la protección estructural para hormigón.

Cómo reacciona el hormigón ante el fuego

Ante el fuego, el hormigón disminuye su resistencia en función de la temperatura. Así, una vez alcanzados los 500 ºC, el hormigón pierde el 50 % de su capacidad de resistencia.

Además, los recubrimientos de hormigón son buenos aislantes térmicos, ya que evitan el calentamiento lo que retrasa la subida de temperatura en caso de incendio. Su capacidad de aislamiento es, sin duda, un punto clave. Sin embargo, hay un punto crítico, que es la alteración de la adherencia entre armadura y hormigón con el aumento de la temperatura

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la dilatación y evaporación del agua de los poros aislados producen un desprendimiento explosivo del recubrimiento. Es lo que se conoce como efecto spalling, que tiene lugar rápidamente, a los 100-150 ºC, como resultado del impacto térmico y el cambio de estado del agua intersticial.

También hay que tener en cuenta que el aumento de temperatura del hormigón produce un aumento en la deformación. Además, aunque el hormigón presenta un excelente comportamiento a la compresión, resiste mal la tracción.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que la exposición térmica en los techos es más severa en las estructuras de hormigón debido al efecto combinado de la convección y la radiación, por lo que las barras de la cara inferior de la estructura tienen que absorber importantes esfuerzos de tracción. La reducción de las capacidades de resistencia puede llevar dar lugar a un fallo.

Sistemas para mejorar la protección estructural para hormigón

Hay varios sistemas que permiten que las estructuras de hormigón mejoren su estabilidad ante el fuego. Son los siguientes:

Placas/Lanas: Las placas y las lanas amumentan la estabilidad del hormigón ante al fuego de manera proporcional al grosor utilizado según con los ensayos del fabricante.

Pintura: Un tipo de pintura específica ofrece un mejora de la estabilidad del hormigón frente al fuego de la pintura de protección pasiva contra el fuego. Las pinturas ablativas  ofrecen una resistencia que se traduce en un grosor de hormigón equivalente.

Morteros perlita y vermiculita. Los morteros de perlita y vermiculita son productos que ofrecen una protección adicional, siendo eficaces frente al fuego con el grosor equivalente de hormigón, igual que las pinturas ablativas.

Grupo Prointex somos expertos en prevención y protección contra incendios. Contacte con nosotros y nuestros expertos analizarán su caso para ofrecerle soluciones a sus demandas.  Estamos en la Calle Orión, nº 5, en el Polígono Industrial  “Las Cubiertas” de Griñón, Madrid

 

 

2018-10-25T09:44:40+00:00